¡De nuevo en su «Lugar»!

Hoy es día 3 de febrero de 2023, festividad de San Blas, médico, obispo y mártir, que murió en el año 316 d.C. Es patrono de los otorrinolaringólogos y es considerado un santo auxiliador y abogado contra los males de garganta. En la Parroquia de Santa María se venera una reliquia suya y es costumbre muy antigua, en Alcázar de San Juan, hacer unos rosquillos que una vez bendecidos son repartidos a las puertas de la iglesia a los vecinos que hacen fila en esta fría mañana de invierno manchego.

Como todos los años me he acercado a por una bolsa de diez Rosquillos de San Blas,y, de paso, ver las estatuas de los vecinos más ilustres de este lugar manchego, que habían sido desmontadas de sus pedestales hace unos meses para facilitar las obras que se están haciendo en la Plaza de España.

El escultor astorgano Marino Amaya modeló estas figuras de don Quijote y Sancho Panza sobre Rocinante y Rucio, y se instalaron aquí en el año 1971, aunque no en el mismo lugar de la plaza ni en esta misma posición y altura.

Fotografía de Joaquín Pacheco

Amaya diseñó y modeló a Sancho a la derecha de don Quijote, y así fueron instalados en la plaza.

Don Quijote y Sancho Panza antes de su desmontaje en la plaza

En una anterior pavimentación y reforma integral de la plaza fueron intercambiados en su posición, y también reducida su altura con respecto al suelo, quedando a unos 60 cm, por lo que niños, vecinos y visitantes han podido disfrutar de ellos mucho más. Así han estado hasta su desmontaje.

Imagen del proyecto de remodelación de la Plaza de España. Ayuntamiento de Alcázar de San Juan

En la presentación del proyecto de remodelación, en junio de 2021, ya aparecía la nueva imagen que desde este punto tendrá la plaza, tal y como se puede ver en la web del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, que pronto ya será realidad una vez que don Quijote y Sancho ocupan ya su sitio en su «lugar».

Con buen criterio, bajo mi punto de vista, ahora van a quedar aún más bajos, casi a ras del suelo, por lo que estarán accesibles a cuántos se acerquen a ellos, vecinos y visitantes. Sin duda, volverán a ser un hito importante en la imagen cervantina y quijotesca de la ciudad de Alcázar de San Juan. También inicio y final de la guía de caminos que muy pronto, posiblemente este mismo mes de abril, esté ya impresa y en las librerías, aunque con las imágenes anteriores de mis ilustres e inmortales vecinos.

                                                             Luis Miguel Román Alhambra

Publicado en Alcázar Lugar de don Quijote

Nueva versión digital de la Historia Natural y Moral de las Indias de José de Acosta, a cargo de Enrique Suárez

Enrique Suárez Figaredo, nuestro Socio de Honor, acaba de publicar en la Revista Electrónica LEMIR una versión digital de la Historia Natural y Moral de las Indias, obra del jesuita José de Acosta que vio la luz el año de 1590 en Sevilla y que en corto espacio de tiempo fue traducida a todas las lenguas cultas de Europa.

Y no es de extrañar, pues describe todas las novedades que el Nuevo Mundo deparó a los habitantes del Viejo. Trata de orografía, hidrología, clima, flora, fauna, metales, costumbres y ritos de sus habitantes…, en particular de las dos grandes civilizaciones: inca y azteca. José de Acosta evitó profundizar en los temas más escabrosos del proceso de colonización, pero no dejó de apuntarlos y censurarlos con la prudencia que exigía su época.

Fue el primero en hablar de la que luego se llamaría Corriente de Humboldt y defendió la idea de que los primeros pobladores de aquel continente debieron proceder del norte de Asia, por más que entonces no se conociera la existencia del hoy llamado Estrecho de Bering. Pese a los cuatro siglos transcurridos, la obra de Acosta se lee con interés.

La versión digital abarca algo más de 300 páginas y contiene unas 500 notas al pie. Como suele en sus trabajos, Enrique ha prestado especial atención a la puntuación, depuración de erratas y maquetación del texto. Está accesible para libre descarga en:

Haz clic para acceder a 03_Historia_Indias_Acosta.pdf

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Don Quijote al son de saxofones, pianos y contrabajos: un investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha descubre la insospechada proyección de la novela cervantina en el jazz

Hans Christian Hagedorn, profesor de Filología Alemana y Literatura Comparada de la Facultad de Letras de Ciudad Real, es autor de un amplio trabajo de investigación que supone una sorprendente vuelta de tuerca a los estudios sobre la influencia del Quijote en la música. El artículo, publicado en el último número (diciembre de 2022) de la prestigiosa revista Anales Cervantinos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), bajo el título “Don Quixote’s Adventures in the World of Jazz: 200 Examples and a Few Remarks”, ha despertado gran interés entre filólogos, musicólogos, cervantistas y aficionados al jazz de todo el mundo, ya que en él se demuestra que el enorme impacto de la novela cervantina en el mundo de la música no está limitado, como se creía hasta ahora, a la música clásica, la ópera y el ballet, sino que ha sido y sigue siendo muy notable también en los diferentes géneros de la música popular, y muy particularmente en el jazz.

Tal como se ha dado a conocer en la página web de la Universidad de Castilla-La Mancha, Hans Christian Hagedorn —germanista y cervantista con origen en la ciudad alemana de Bremen, pero que ejerce en la universidad regional desde el año 1991— ha conseguido elaborar un catálogo de 200 composiciones y grabaciones jazzísticas inspiradas en el Quijote, procedentes de un total de 39 países, con los EE.UU. de América a la cabeza con 56 piezas, seguidos por Francia (26), Gran Bretaña (22), Alemania (18), Brasil (15), Italia (14), Canadá (11), Holanda (6) y Portugal (5). Por lo contrario, en el jazz hecho en España llama la atención el hecho de que se han encontrado solo ocho ejemplos. Otros temas e incluso álbumes enteros dedicados a la obra maestra de Cervantes o a alguno de sus personajes se han localizado en el jazz de países como Argentina, Armenia, Azerbaiyán, Australia, Chile, Corea del Sur, Cuba, Israel, Japón, Marruecos, México, Rusia, Turquía y Venezuela, entre muchos otros. Otro de los resultados más sorprendentes del estudio del investigador germano es la formidable presencia del Quijote en el jazz actual: de hecho, un 66% de los ejemplos encontrados por Hagedorn son del siglo XXI, mientras que un 34% de estas composiciones corresponden al siglo XX.

El artículo del profesor de la UCLM se fija, además, en los artistas y en los títulos de sus obras. Así, entre los compositores que se citan en este estudio figuran algunos de los representantes más famosos del género del jazz, como son Egberto Gismonti, Tom Harrell, Krzysztof Komeda, Michel Legrand, Vince Mendoza, Johnny Richards, Jasper van’t Hof o Kenny Wheeler. En cuanto a los músicos que participaron en las grabaciones de estas piezas, el catálogo elaborado por Hagedorn incluye muchos de los grandes nombres de la historia del jazz como Bill Evans, Art Farmer, Dizzy Gillespie, Charlie Haden, Herbie Hancock, Dave Holland, Wynton Marsalis, Charles Mingus, Oscar Peterson, Wayne Shorter, Horace Silver, Tomasz Stańko y Sonny Stitt, entre muchos otros.  

Entre los temas más conocidos que se mencionan en esta lista sobresalen títulos como Barataria de Albert Brunies & The Half-Way House Orchestra (1925), Sancho Panza de Johnny Richards y Sonny Stitt (1953), The Windmills of Your Mind de Michel Legrand y Noel Harrison (1968), Don Quixote de Egberto Gismonti (1981), Don Quixote de Cesar Camargo Mariano y Milton Nascimento (1986), Dulcinea de Jasper van’t Hof (2012) y Don Quixote’s Final Quest de Peter White (2014). En el jazz más actual destacan también algunas piezas jazzísticas relacionadas con la novela cervantina, por ejemplo, Folli e folletti de Simona Colonna (2018), Sancho Panza de Colin Edwin y Robert Jürjendal (en Another World, 2018), Rossinante de Daïda (en La passion du cri – Kyrielle, 2021), o Quixote de Sam Kirmayer (en In This Moment, 2022).

Entre los hallazgos más interesantes del estudio de Hagedorn está, además, el elevado número de suites de jazz basadas en el Quijote, desde Windmill Tilter (1969) de Kenny Wheeler —con el célebre tema instrumental Sweet Dulcinea Blue, que se ha convertido en un standard—, A Song of Don Quixote (1981) de Mitsuaki Kanno y The Ingenious Gentleman of the Lower East Side (1997) de Chris Kelsey, hasta las obras de Ron Westray (2005), Tom Harrell (2014), Simona Colonna (2018) o Stefano Corradi (2018), entre otros. Por último, destaca también el hecho de que este estudio rememora algunas composiciones que nunca fueron grabadas, como Ouverture pour un Don Quichotte (1929) de Jean Rivier y Chivalrous Misdemeanors (2005) de Ron Westray.

En resumen, el trabajo de Hans Christian Hagedorn publicado por la ilustre revista del CSIC cambia la perspectiva sobre la influencia que la gran novela del Siglo de Oro español ha tenido —y sigue teniendo— en el arte de la música, y pone las bases para futuras investigaciones sobre las huellas de los clásicos de la literatura universal en el jazz. Teniendo en cuenta que hasta ahora se habían realizado numerosos estudios sobre la influencia del jazz en la literatura, pero no sobre la influencia de la literatura en el jazz, uno de los méritos más relevantes de este estudio llevado a cabo en la Universidad de Castilla-La Mancha consiste precisamente en el hecho de haber inaugurado una línea de investigación innovadora que promete dar muchos frutos importantes en las próximas décadas.

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Segundo premio (ex aequo) del concurso de cartas a los Reyes Magos Café Monago

Título: Melancolía, de Andrea López Miguel


Estimados Reyes Magos:

Esta fría noche me encuentro admirando las luces de invierno desde mi ventana. Tengo que admitir que hasta yo mismo me hallo desconcertado mientras os escribo estas letras, pues hacía muchos años que no conversaba con vosotros. Concretamente, desde que encontré bajo el árbol aquella figura de Han Solo, allá por los 80. Podéis estar tranquilos, el piloto del Halcón Milenario aún descansa en algún rincón de mi desván.

Últimamente, una frase ronda por mi cabeza. “Prefiero las nubes místicas de la nostalgia antes que lo real” -no sé si conocéis a Robert Wyatt pero si no es así, os lo recomiendo-. He estado reflexionando y hace un rato, cuando espolvoreaba azúcar en el café, me he dado cuenta de que vagar por el océano de los recuerdos es lo que causa que mi corazón vuelva a latir como cuando le di la bienvenida a mi querido Han Solo. ¿Cuál es el sentido de crecer si por el camino dejamos atrás la ilusión? Ignoro si sus Majestades sufren tales dilemas.

Cuando las arrugas empiezan a surcar mi piel y mi pelo comienza a tornarse del color de la nieve, lo justo sería que el brillo de nuestros ojos no desapareciese con el pasar de los años. Si me permitís la honestidad, mi brillo se apagó hace tanto que ni me acuerdo.

Mis nubes de nostalgia están colmadas de memorias y de sensaciones, por eso disfruto perdiéndome en ese mar de nimbos, para poder ser otra vez ese niño rodeado de su familia que juega con sus regalos bajo la estrella del árbol de Navidad.
Vosotros nos acompañáis en el camino hasta que aprendemos a volar solos y ya no necesitamos historias de fantasía porque debemos chocar con la realidad de la vida adulta. Y soy consciente de que es necesario crecer y aprender, ¿pero cómo se consigue mantener la ilusión de la infancia?

Quizás le he quitado el polvo a mi vieja máquina de escribir y me he puesto a redactar esta carta porque me reconforta pensar en el pasado.

También me reconforta la certeza de que siempre viajaréis desde Oriente hasta todos los rincones del mundo para fortalecer la esperanza y los anhelos de los más pequeños.

Debo confesar que a día de hoy, los que se hacen llamar mis hijos ya no son más que unos desconocidos pues el devenir de la vida a veces trae consigo sorpresas muy desagradables. Mi memoria ya no es lo que era, por lo que los pocos momentos de lucidez de los que disfruto los aprovecho para deleitarme con las delicias de un pasado en el que podía vivir sin miedo a olvidarme de mi propio nombre al día siguiente.

Sé que hace ya décadas que soy demasiado viejo para sentarme en las rodillas de Melchor, pero permitidme formularos una petición para el próximo seis de enero. Solo deseo que me honréis con vuestra presencia en mi casa y que, como viejos amigos, compartamos un vaso de leche y unos dulces mientras charlamos sobre tiempos pasados. Soy consciente de que vivir anclado en el ayer nos distrae de lo bueno que puede traer el hoy. Sin embargo sé que vosotros, Reyes Magos, sois los únicos capaces de evocar a la chispa que tuve en otros tiempos.

Un cálido abrazo de un anciano con el corazón de un niño,


A 31 de diciembre de 2022.

–O–

Título: Una carta diferente, de Carlos Colomer Barcia (Valencia)

Queridos Melchor, Gaspar y Baltasar:

Esta es una carta muy diferente a las que soléis recibir estos días. Tras largos meses de espera, he decidido que el momento idóneo era este. Como no hablamos el mismo idioma, me generaba dudas el modo de decíroslo, pero al final he pensado que, aunque seguro que tenéis el buzón saturado estos días, la vía epistolar era el conducto reglamentario. No os creáis que ha sido tarea sencilla, pues como tampoco se escribir he tenido que recurrir a un intérprete y a un escritor para poder redactar con sentido estas palabras.

Llevo 21 siglos trabajando con vosotros. Desde aquel primer apasionante viaje a Belén para presenciar el nacimiento del Niño-Dios hasta este último año pasado, en el que la pandemia no fue un impedimento para que lleváramos regalos a niños de todo el mundo. Han sido años de muchísimas aventuras, en las que los nervios y la tensión por llegar a tiempo se veían compensados por la satisfacción de repartir alegría a personas de todo el mundo.

Después de darle muchas vueltas y hablarlo con algunos compañeros, he decidido que este será mi último año acompañándoos en vuestro mágico viaje. No ha sido una decisión fácil, pero ya soy muy anciano y no puedo servir a sus majestades como merecen ser servidas. Os lo digo desde el más profundo agradecimiento pues, a pesar de las largas jornadas de trabajo, se me hace muy difícil imaginar una vida mejor que la que he pasado a vuestro lado.

Al escribir estas palabras son muchas las anécdotas que se me vienen a la cabeza. Recuerdo como si fuera ayer cuando en 1879 le regalamos a Thomas Edison unas piezas que le ayudarían a inventar la luz unos meses más tarde o cuando en las frías navidades de 1605 le dejamos a Miguel de Cervantes debajo del árbol la pluma con la que escribiría El Quijote de la Mancha. Hemos sido testigos de los momentos más crudos de la historia, intentando ser una luz de esperanza en medio de las situaciones más oscuras.

En este sentido, recuerdo que me conmocionó especialmente cuando en plena Revolución Francesa tuvimos que disfrazarnos de paisanos para pasar desapercibidos entre las revueltas nocturnas; o aquella vez en la que, durante la I Guerra Mundial, tuvimos que ir a las trincheras para entregar regalos a los soldados de los dos bandos; o cuando presenciamos con nuestros propios ojos las consecuencias de la caída del Imperio Romano.

Tampoco se me olvidan los momentos divertidos, como cuando nos quedamos encerrados en un ascensor en Brooklyn o como cuando el año pasado en una casa de una pequeña aldea de Finlandia un perro guardián mordió la pierna a Gaspar y tuvimos que salir corriendo… Que, por cierto, espero que ya esté recuperado.

Consciente de ser un privilegiado, guardo todos estos momentos en mi corazón como verdaderos tesoros. Cuando dejábamos los regalos en las casas de los niños se me pasaban por la cabeza todas las bonitas historias que estábamos ayudando a construir y pensaba que contribuir al reparto de tanta felicidad era el mejor regalo que alguien podía recibir. Os mentiría si os dijera que no echaré de menos el oficio, así como toda la comida que nos dejaban las familias a modo de refrigerio. Mientras vosotros os ponías las botas con el roscón, yo arrasaba con mi gran debilidad: las zanahorias… ¡Qué buenas estaban!

Como consuelo, durante los últimos años he podido comprobar que la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y ahora existen numerosos medios de transporte como el coche, el tren o incluso el avión que seguramente son mucho más cómodos y eficaces que mi vieja joroba. Por tanto, sé que mi jubilación no será un impedimento para que podáis seguir haciendo felices a los niños de todo el planeta.

Con especial cariño y admiración se despide pidiendo vuestra bendición Amrael, el camello oficial de los Reyes Magos de Oriente.

PD: Espero que le llevéis carbón a aquel niño de Canberra que me confundió el año pasado con un dromedario.

Carta ganadora del segundo concurso de cartas a los Reyes Magos «Café Monago» de Alcázar de San Juan


Título: La carta de Don Bartolomé, de Iván Izquierdo Gómez (Zaragoza)

A la atención de mi honorable soberano, su majestad el rey Melchor:

Permita a este humilde anciano, que responde al nombre de Bartolomé, el atrevimiento y la licencia de prender la pluma y dirigirse a usted tras décadas condenado al olvido.

Quizás, con ayuda de su omnipotencia, pueda rastrear en los cajones de su memoria para recordarme como aquel tierno infante que, con caligrafía nerviosa pero cuidada, plasmaba sin excusa sus peticiones en un descolorido trozo de papel antes de ensobrarlo y hacérselo llegar poco antes del cambio de año. Soy ese niño que depositaba generoso unos pocos suministros en el alféizar de la ventana de su dormitorio, tratando de hacer más llevadero el viaje que usted y su séquito emprende desde tiempos inmemoriales cada noche del cinco de enero, con la noble misión de convertir deseos en sonrisas cuando llegan los primeros rayos de la mañana.

A mis ochenta y nueve años, sigo siendo ese niño, por más que el espejo haya decidido aliarse con el caprichoso trascurrir del tiempo para sustituir el reflejo de un joven pecoso, curioso e inocente, de mejillas sonrosadas, por la silueta de un viejo, de piel apergaminada y mirada invadida por la nostalgia, que siente que su llama se consume conforme se aproxima el final de sus días.

Los últimos meses me han dado el aviso de que marcharé pronto para iniciar un nuevo estadio de la vida, el de la muerte. Le imploro por ello que, tras más de ochenta años en los que nuestros caminos no se han cruzado, atienda un último de deseo a modo de postrera voluntad.

Esta vez no ansío un muñeco de trapo, tampoco el lote de juegos de mesa o de ensamblaje que empezaban a estar de moda después de esa maldita guerra que nos enfrentó entre hermanos, ni siquiera un par de zapatos con el que acudir con estilo a la Misa del domingo. De hecho, la presente petición no es para mí, pues ya soy poseedor de todo lo que he deseado. Ahora, mi demanda se hace en favor de aquellos que todavía han de alzarse al escenario tan maravilloso que es la vida.

Utilice su magia para que todos puedan llegar donde yo ahora me encuentro, tras cubrir todas las etapas que el guion de la existencia recoge.

Solicito para otros el disfrute de la primera bocanada de aire que llega al abandonar el ambiente calmado del útero materno, el sosiego que otorga el primer contacto de tu piel con la de tus progenitores y escuchar desde el otro lado los latidos de un corazón que ya conoces, mientras eres cegado por la luz del mundo exterior que ahora te acoge.

Pido también que nadie sea privado de la inocencia, del juego y de los primeros experimentos de socialización que solo la infancia es capaz de infundir. El nerviosismo de cada descubrimiento y de los primeros pasos es un regalo que merecemos.

Haga que nadie se pierda el cosquilleo que la adolescencia impone, tampoco los cambios emocionales dibujados por el antojadizo pincel de hormonas y modificaciones físicas.

No se olvide de dotar de fortaleza durante la juventud, tampoco de la poderosa sensación de sentirse invencible tras haber conseguido la independencia que viene tras derrocar al vértigo que genera saltar del nido.

Ruego también que deposite la carga de responsabilidad, la experiencia, el mandato y el liderazgo que son obligatorios durante la edad adulta.

Para la senectud necesitarán dosis de serenidad, ternura y sabiduría, también de dependencia.

El primer día de colegio, el recuerdo de un beso, la sucesión de éxitos y fracasos, las responsabilidades impuestas, las preocupaciones que llegan de improviso, los achaques, castigos y recompensas… todo merece ser vivido y sufrido.

Hoy, aunque esas vivencias solo llegan a mí cuando cierro los ojos y miro atrás en la senda del recuerdo, me siguen premiando como el primer día.

No desatienda la solicitud de su más fiel seguidor, solidarícese conmigo y sáqueme mi última sonrisa el próximo día seis de enero. Regale una vida llena a los que vienen tras de mí, dé lo que yo he vivido.

Atentamente,
su siempre fiel, Bartolomé.

Iván Izquierdo Gómez (Zaragoza) es el ganador del segundo concurso de cartas a los Reyes Magos de Café Monago

De izquierda a derecha: Manuel Castellanos, Juan Bautista Mata (presidente) y Luis Miguel Román (vicepresidente)

En la tarde del domingo 8 de enero se han dado a conocer por Facebook en directo los ganadores del concurso que ha tenido un excelente nivel de calidad de los trabajos presentados

Alcázar de San Juan, 9 de enero de 2023.- A las 19 horas de la tarde de ayer y mediante retransmisión en directo por Facebook se han dado a conocer los ganadores del segundo concurso de cartas a los Reyes Magos “Café Monago” organizado por la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan y patrocinado por Centro de Conductores Rondilla.

Los ganadores han sido:

1º Diploma y 100 euros, Iván Izquierdo Gómez (Zaragoza) por “La carta de don Bartolomé”. 160 puntos.

2º Diploma y 50 euros ex aequo, Andrea López Miguel (España) por “Melancolía” y Carlos Colomer Barcia (Valencia) por “Una carta diferente”. 154 puntos.

3º Diploma, Silvia Oller Jurado (Barcelona), por “Esperanza”. 153 puntos.

4º Diploma, Eduardo Losas Villamarzo, (Madrid), por “La última carta”. 152 puntos.

5º Diploma, Paula Beamud Fuentes (Alcázar de San Juan), por “El pequeño Cervantes”. 151 puntos.

6º Diploma, Mela Ortíz Arbones-Dávila, (Vigo), por “Tiempo”. 150 puntos.

7º Diploma, Zigor Eguía Lejardi, (Elgóibar), por “Un favor muy especial”. 149 puntos.

8º Diploma ex aequo, José Gálax Céspedes Elguera (Arequipa, Perú) por “Germinar la semilla”, Cristina Núñez Lama (La Puebla del Río) por “Carta a los Reyes Magos” y Alfonso de Terán Riva de Gijón, por “Gracias por todo”. 148 puntos.

El nivel de las 135 cartas recibidas ha sido impresionante y el jurado lo ha tenido muy difícil para escoger las mejores, de hecho, hay muy pocos puntos de diferencia entre las clasificadas en los primeros lugares.

Los escritores han tirado de ingenio componiendo bellas cartas, algunas de ellas novedosas y curiosas (e incluso alguna un poco irreverente pero muy bien escrita), siendo la calidad literaria superior a la del pasado año.

Los autores han escrito fundamentalmente al rey Baltasar que es el destinatario preferido de las misivas (por razones de simpatía personal), seguido por Melchor y quedando algo más rezagado Gaspar, aunque la mayoría de las cartas se han dirigido a los tres Reyes Magos en conjunto.

Como curiosidad, los escritores han pedido bicicletas, hasta dos bicicletas rojas y una verde han aparecido en las peticiones, pero la mayoría se han centrado en los regalos espirituales y sobre todo en los regalos que no eran para el propio escritor sino para terceros, lo que honra a los solicitantes… En numerosas cartas se han tenido presente las desgracias ocasionadas en los últimos tiempos como el COVID o la guerra de Ucrania y lo que es digno de resaltar es que los peticionarios se han acordado y mucho de nuestros mayores y de los que ya no están con nosotros, ha quedado muy claro que no nos olvidamos de los que nos dejaron y de que permanecen en nuestro corazón.

Ha sido por tanto una edición fantástica donde los autores cada año sorprenden con su ingenio, su estilo y su buen hacer, consiguiendo que este concurso esté alzando el vuelo y se está consolidando como referente en las fechas navideñas. Por parte de la organización ya se está trabajando en la edición del próximo, la que esperamos supere en calidad y participación a la de este año 2023. Será muy difícil ya que recordamos que han tomado parte autores de 18 países: Argentina, Canadá, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Serbia, Uruguay y Venezuela.

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Participación excepcional en el segundo concurso de cartas a los Reyes Magos de Café Monago

Cerrado el plazo a las 23:59 horas del domingo 1 de enero, el recuento de cartas participantes asciende a 134, superando en mucho el número del pasado año en que recibieron 120 trabajos

Alcázar de San Juan, 3 de enero de 2023.- El pasado 1 de enero se cerró el plazo para recibir las cartas a la segunda edición del concurso de cartas a los Reyes Magos que organiza Café Monago en colaboración con la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan.

Si el pasado año fue un éxito recibir 120 cartas, en esta edición el poder de convocatoria del concurso ha sido mayor habiéndose recibido en la organización del concurso 134 cartas participantes, todas ellas de muy buena calidad y algunas escritas con gran imaginación.

Este año han participado escritores residentes en 18 países diferentes: Argentina, Canadá, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Serbia, Uruguay y Venezuela. La mayor parte de ellas han sido enviadas desde España (casi un 70 % del total), pertenecientes a 16 Comunidades Autónomas del territorio nacional, prácticamente todas excepto Islas Baleares y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

El jurado calificador va a tener una ardua tarea que deberá tener finalizada antes del domingo 8 de enero de 2023, cuando a partir de las 19:00 horas (en España) se retransmita en directo desde el Café Monago la lectura del acta del jurado y se den a conocer los ganadores de los dos premios, así como la clasificación de los diez primeros trabajos que también recibirán un diploma conmemorativo.

Juan Bautista Mata Peñuela, presidente de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan anunciará los nombres de los premiados, estará acompañado por Luis Miguel Román Alhambra, vicepresidente y por Manuel Castellanos, miembro de la Sociedad y actor de doblaje, que leerá los dos trabajos ganadores.

Como el año anterior, la retransmisión se hará en directo y podrá seguirse en el perfil de Facebook de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan:

https://www.facebook.com/profile.php?id=100007940075912

Os esperamos a todos en esta cita para que conozcáis de primera mano el resultado del concurso, conectaros a nuestra dirección y que no os lo cuenten.

Café Monago y la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, se felicitan por haber sido capaces de concitar a tantos escritores y tan buenos, de los diferentes rincones de España y de la variada representación de países del mundo en los que se habla el castellano.

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

La Sociedad Cervantina de Alcázar agradece su colaboración a los donantes de libros

Aunque no se ha podido superar la cifra del año pasado (500 libros), este año nos hemos quedado muy cerca gracias a la solidaridad de numerosos alcazareños y residentes fuera de la ciudad

Alcázar de San Juan, 14/12/2022.- De nuevo hemos podido comprobar que Alcázar de San Juan es un pueblo solidario, que colabora cuando se le pide y ayuda en la medida de sus posibilidades a los más necesitados.

También este año han respondido las instituciones como la Biblioteca Municipal Miguel de Cervantes, así como los que viven lejos (en Sevilla) que como cada año envían por correo su colaboración a la Sociedad Cervantina de Alcázar. Podemos decir que esta quinta campaña “Ningún niño/a sin imaginación” ha vuelto a ser un éxito. 

El secretario de la Sociedad Cervantina de Alcázar, Constantino López, junto con otros miembros de la junta directiva, hizo entrega a Milagros Plaza, presidenta de la Asociación Cultural y Social el Sosiego, de los numerosos libros infantiles y juveniles recogidos, y que como en otras ocasiones, algunos eran nuevos -adquiridos a propósito para ser donados-, viniendo incluso envueltos en su papel de regalo.   

Este año, el acto de entrega ha tenido lugar en el belén monumental 2022, montado en la Sala Noble del Ayuntamiento a cargo de la Asociación Belenista “Corazón de la Mancha” que ha aumentado su superficie y es digno de ser visitado por su grandiosidad, pero también por su detalle.

La Asociación el Sosiego viene realizando más de diez años la recogida de juguetes solidaria, para poder entregarlos cada Navidad y Reyes a los niños más desfavorecidos y que menos recursos tienen. Es un ejemplo a seguir la gran labor social que desarrollan con poquísimos medios, lo que hace digno de encomio su dedicación y trabajo. Esto fue lo que motivó a la Sociedad Cervantina de Alcázar a iniciar con ellos esta colaboración que se remonta a cinco años atrás.

Finalizamos reiterando nuestro agradecimiento a todos los que han hecho posible que esta campaña haya acabado con éxito: personas particulares, ilustradores, profesores, escritores e instituciones. Nos enorgullece comprobar que es verdad el dicho de que el mundo se ha cansado con el paso de los años… pero la Navidad sigue siendo igual de joven.  También nuestros benefactores han hecho cierta aquella frase de Roy L. Smith que dice “Si no llevas la Navidad en el corazón, jamás la encontrarás bajo un árbol”.

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Segundo concurso de cartas a los Reyes Magos “Café Monago”

Café Monago de Alcázar de San Juan en colaboración con la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan y con el patrocinio del Centro de Conductores Rondilla, convoca el segundo concurso de cartas a los Reyes Magos para que vuele nuestra imaginación y la misiva a los Magos de Oriente tenga premio económico

Alcázar de San Juan, 12-12-2022.- Se acercan las fechas navideñas y Café Monago de Alcázar de San Juan propone a los escritores de todo el mundo que expriman su imaginación y escriban la carta a los Reyes Magos que encandile al jurado y la haga merecedora de unos de los premios ofrecidos.

El plazo para participar se cierra el próximo 1 de enero de 2023 a las 23:55 y los trabajos deben enviarse al correo info@cervantesalcazar.com de la Sociedad Cervantina de Alcázar.

El Centro de Conductores Rondilla patrocina por segundo año consecutivo el concurso con dos premios, uno de 100 euros para el ganador y otro de 50 euros para el finalista. Las cartas deben estar escritas en castellano, la extensión de la carta no debe ser mayor de 2 páginas DIN A4, con tamaño de fuente Arial 12 puntos y el espaciado mínimo será de 1,5 líneas.

La Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan tendrá la responsabilidad de evaluar las cartas y proponer los premios, pudiendo ayudarse para estas tareas de personas de contrastada experiencia literaria. Como se especifica en las bases, se valorará la adecuación al tema, el estilo de escritura, la presentación, la originalidad y la transmisión de valores positivos.

Animamos a todas las personas que tengan inquietud creativa a que la pongan en práctica a través de esta acción cultural que ha sido idea original de la dirección de Café Monago,  esperando superar la participación del año anterior que ascendió a ciento veinte trabajos recibidos de trece países.

Las bases completas del concurso están a disposición en la web de la Sociedad Cervantina de Alcázar: http://cervantesalcazar.com

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

BASES DEL CONCURSO

1.- Podrán concurrir todas las personas mayores de 18 años.

2.- Cada autor/a podrá presentar una obra.

3.- La carta irá dirigida a uno o a los tres Reyes Magos. Una vez fijado el tema, el resto de la producción es libre. Por ejemplo, se puede cambiar el remitente (escribir como si fuera otra persona), cambiar la fecha (en otra época, en el pasado o en el futuro o en una época inventada), se puede pedir cualquier cosa a los Reyes.

4.- Será valorada la adecuación al tema, el estilo de escritura, la presentación, la originalidad y la transmisión de valores positivos.

5.- Las obras deben estar escritas en castellano y tener una extensión máxima de 2 páginas tamaño DIN A4. El tamaño mínimo de la fuente es de 12 pt y espaciado entre líneas mínimo de 1,5. Los trabajos estarán mecanografiados electrónicamente.

6.- Los originales no irán firmados y estarán exentos de cualquier signo o marca que indique su autoría. En el encabezado llevarán consignados los siguientes datos: título de la obra presentada y un seudónimo. El autor adjuntará un segundo documento que contendrá sus datos personales.

Los documentos serán enviados en formato PDF al correo electrónico: info@cervantesalcazar.com

7.- “Café Monago” establece dos premios; uno para el ganador y uno más para el finalista. Primer premio: 100 euros. Finalista: 50 euros.

8.- El jurado estará compuesto por miembros de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan que podrán estar asesorados por terceras personas con experiencia literaria contrastada y su decisión será inapelable. El jurado puede declarar desierto alguno de los premios o todos ellos, si considera que los trabajos no reúnen la calidad mínima necesaria para optar a los premios.

9.- Los plazos para el concurso de cartas serán:

  • 1 de enero de 2023: Finaliza el plazo de recepción de cartas.
  • 8 de enero de 2023: Se entregarán los premios en “Café Monago”

10.- No respetar las bases de este concurso, plagiar la obra o parte de ella o infringir los derechos de autor, serán motivo de exclusión del concurso.

11.- Por el hecho de participar en el concurso se ceden los derechos a Café Monago y Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, quienes pueden utilizar y difundir libremente los trabajos premiados. Del mismo modo, la sola participación en este concurso implica la aceptación de las normas de participación. En caso de situaciones no previstas en el mismo, se estará a lo que disponga el organizador.

Los ganadores se harán públicos tanto en la web de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan https://cervantesalcazar.com, como en su blog https://sociedadcervantinadealcazar.home.blog y en las redes sociales de la propia SCA.

En Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100007940075912

También se comunicará a cada uno de los premiados por correo electrónico.

Premios y patrocinio: