Los últimos años de Cervantes

CERVANTES, DON QUIJOTE Y LA MANCHA

Noveno capítulo de Cervantes, Don Quijote y La Mancha, dedicado al tramo final de la vida del escritor universal

CARLOS ABENGÓZAR  ALCÁZAR DE SAN JUAN   31/03/2016 – 09:37 CET

.

Nueve capítulos ya de la sección Cervantes, Don Quijote y La Mancha. Y último dedicado a la vida del escritor. En las últimas semanas hemos hablado de las etapas de su vida, sus trabajos, amores y así lo hemos podido conocer más de cerca. Siempre desde el punto de vista del lector.

En el ‘año Cervantes’, la Cadena SER y la Sociedad Cervantina del Lugar de Don Quijote, llevan cada martes a Hoy por Hoy La Mancha, una sección para conocer más sobre la obra universal. Conocer sus lugares y llegar, si es posible, a conocer el lugar de Don Quijote. Escucha el capítulo número nueve, a continuación:

SER Alcázar

ser1
.

 

FERNANDO DE PRADO CONDECORADO CON LA ENCOMIENDA DE LA ORDEN DE ALFONSO X EL SABIO

Alcázar de San Juan, 31 de enero de 2016

alfonX

El historiador Fernando de Prado y Pardo-Manuel de Villena ha sido condecorado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, con la Encomienda de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio

La entrega de esta condecoración tuvo lugar el día 21 de enero en el Museo Nacional del Prado, acto que estuvo presidido por el presidente del gobierno Mariano Rajoy acompañado por los ministros de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo y por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Han obtenido condecoraciones de la Orden de Alfonso X el Sabio  aquellas personas físicas así como a entidades, españolas y extranjeras, que se distinguen por los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia y la investigación o que hayan prestado servicios destacados en cualquiera de ellos en España o en el ámbito internacional.

Grupo

En esta ocasión y junto a Fernando de Prado han sido condecorados José Lladó Fernández-Urrutia ex ministro de Comercio y Transportes y Comunicaciones, Faustino Menéndez Pidal de Navascués, ex director de la Real Academia de la Historia, Androulla Vassilliou, Comisaria Europea de Educación, Rafael Ansón Oliart, Carme Maura y Cristóbal Halffter entre otras personalidades del mundo de la cultura como por ejemplo Lina Morgan, Mohamed Ibn Azzuz Hakim, Carmen Balcells, Ana Diosdado y Jesús Hermida (todos estos a título póstumo).

Fernando de Prado ha sido distinguido con la Encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio por haber ideado el proyecto para la recuperación e identificación de los restos de Miguel de Cervantes.

Rajoy (2)

Hay que recordar que el historiador visitó Alcázar de San Juan en mayo de 2015 cuando compartió con la Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote una de sus actividades llamada “Almuerzos con don Quijote” y que una vez conocida su candidatura para este premio, apoyamos sin reservas la misma tanto a nivel de la Sociedad como a título individual de todos los miembros de su Junta Directiva.

Por eso nos llena de orgullo que finalmente haya sido reconocido su trabajo y sus méritos se hayan visto premiados con esta Encomienda y la disfrutamos con la satisfacción de amigos.

Alfonso 1

Por lo tanto queremos felicitar y darle nuestra más sincera enhorabuena a nuestro amigo historiador Fernando de Prado y Pardo-Manuel de Villena y desearle que siga cosechando los éxitos de los que es merecedor por su afanoso trabajo.

                                                                                          Junta Directiva

Visita a la Fundación Isidro Parra

maqueta veleta

 

En el mes de Agosto la Junta Directiva de la Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote visitó la Fundación Isidro Parra con el deseo de conocer el proyecto que Isidro Parra creó en 2004 con el nombre de El Viento de Don Quijote.

“A partir de estas maquetas hice numerosos dibujos y empezó a surgir la idea de hacer una colección de veletas gigantes inspirada en capítulos del Quijote y así poder ofrecer este trabajo como homenaje a la ciudad de Alcázar de San Juan, a D. Miguel de Cervantes creando un parque temático con el nombre de El viento de Don Quijote” (Isidro Parra, 2004)

Siete son las maquetas que se pueden admirar y que fueron creadas para ser construidas e instaladas en la conmemoración de la primera parte del Quijote en 2005.

La idea de Isidro Parra es que este conjunto de veletas, de siete metros altura cada una, estuviese montado todas juntas en algún lugar de Alcázar de San Juan. En su mente estaban dos lugares en los que aportarían un “mayor impacto cómo punto de interés turístico”. Uno de ellos es el cerro del polvorín, muy próximo a los molinos de viento del cerro San Antón, y otro lugar la rotonda del interior del parque Alces.

Este proyecto presentado al Ayuntamiento finalmente no tuvo éxito y no se construyó.

Desde la Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote recogimos la información y fotografías de este impresionante proyecto, de esta impresionante obra de arte, y nos comprometimos a intentar poner en marcha entre ámbitos públicos o privados la construcción de El Viento de Don Quijote durante la celebración, el próximo año 2015, de la publicación de la segunda parte del Quijote, también como homenaje y agradecimiento a este gran artista alcazareño que llevó su espíritu manchego por todo el mundo.

 

Junta Directiva

El lugar elegido por Francisco Parra Luna

resp2Antes de comenzar a discutir las hipótesis y demás puntos o variables, sistemas de trabajo empleados, etc, es necesario que tengan en cuenta que el trabajo de este equipo de catedráticos y profesores “dirigidos” por el señor Parra Luna, parte o quiere hacer partir, de que el lugar de don Quijote tiene que estar dentro y por lo tanto pertenecer al Campo de Montiel.

Así lo indican en el Prólogo de su estudio: “El lugar de la Mancha es … El Quijote como un sistema de distancias/tiempos”, en 2005:

” … las hipótesis del investigador se centraron inicialmente en pueblos que, estando inequívocamente dentro del Campo de Montiel (así lo exige el texto cervantino), …”

Y es tal su obsesión, o localismo enfermizo, que incluso son capaces de poner como una posible contradicción del propio don Miguel el título de la obra. Si, hasta a ese punto llegan, que según ellos esta inmortal obra debió llamarse: ¡Don Quijote de Montiel! Esta afirmación la podemos leer, pero desde luego no admitir nadie, excepto ellos y sus lacayos, voceros, interesados, agradecidos y seguidores, en su segundo estudio ” El enigma resuelto del Quijote. Un debate sobre el lugar de la Mancha”, editado en 2009, siendo coordinadores también Francisco Parra Luna y Manuel Fernández Nieto:

“Finalmente, y para culminar con la serie de informaciones «débiles» y contradictorias que proporciona, hasta el título de la obra resulta equívoco ya que bien pudo titularla don Quijote de Montiel y no don Quijote de la Mancha.”

Con estos antecedentes, ya casi podemos imaginar por donde irán las manipulaciones, alteraciones, omisiones e interpretaciones que estos señores harán en su estudio, para tratar de persuadir a quienes lo lean, entre los que me encuentro. Pero no podrán convencer, sí arrancar una pequeña muesca de risa floja, a los que también han leído el Quijote, entre los que  también me encuentro.

Bien. Hablan de que hay que centrase solo en los lugares del Campo de Montiel, porque “así lo exige el texto cervantino”.

Que el Campo de Montiel es un espacio geográfico muy importante en la obra, pues es nombrado especialmente en cinco ocasiones, no le cabe duda a nadie. Vamos a recordar estas cinco partes del Quijote:            

“… y el alivio tuyo, en hallar tan sincera y tan sin revueltas, la historia del famoso don Quijote de la Mancha, de quien hay opinión por todos los habitadores del distrito del campo de Montiel,  que fue el más casto enamorado y el más valiente caballero, que de muchos años a esta parte se vio en aquellos contornos” (Prólogo)

” … ,que dejando la blanda cama del celoso marido, por las puertas, y balcones del manchego horizonte, a los mortales se mostraba, cuando el famoso caballero don Quijote de la Mancha, dejando las ociosas plumas, subió sobre su famoso caballo Rocinante, y comenzó a caminar por el antiguo, y conocido campo de Montiel. (y era la verdad que por él caminaba) (Cap. II, 1ª P)            

“Iba Sancho Panza sobre su jumento como un patriarca, con sus alforjas y su bota, y con mucho deseo de verse ya gobernador de la ínsula que su amo le había prometido.  Acertó Don Quijote a tomar la misma derrota y camino, que el que él había tomado en su primer viaje, que fue por el campo de Montiel. por el cual caminaba con menos pesadumbre que la vez pasada, porque, por ser la hora de la mañana y herirles a soslayo, los rayos del sol no les fatigaban.” (Cap. VII, 1ª P)      

“Pisó por ella el uno, y otro lado de la gran Sierra Negra, y el famoso Campo de Montiel, hasta el herboso llano de Aranjuez. a pie, y cansado” (Cap. LII, 1ª P)  

“… y que los lectores de su agradable historia pueden hacer cuenta, que desde este punto comienzan las hazañas, y donaires de don Quijote, y de su escudero: persuádales, que se les olviden las pasadas caballerías del ingenioso hidalgo, y pongan los ojos en las que están por venir, que desde agora en el camino del Toboso comienzan, como las otras comenzaron en los campos de Montiel, …” (Cap VIII, 2ª P).

Leyendo solo la segunda cita, parece indudable que don Quijote se encuentra en el Campo de Montiel cuando sale de su casa. Cervantes incluso entre paréntesis reafirma este hecho como si pudiese haber alguna duda.

¡Pero el lugar desde donde sale no está en el Campo de Montiel!, ese distrito o parte de la Mancha. Es en la tercera cita donde Cervantes nos lo deja meridianamente claro. Escribe: “Acertó Don Quijote a tomar la misma derrota y camino, que el que él había tomado en su primer viaje, que fue por el campo de Montiel”.

Es evidente que el lugar de don Quijote no se encuentra en el Campo de Montiel, pues de encontrarse en él, saliendo de su pueblo por cualquier camino y dirección estaría siempre en él, no siendo necesario “acertar” en el camino y su dirección para llegar a él. Pero si muy cerca de él, casi en sus límites, para que saliendo de su lugar, muy pronto se tenga que estar en él. Ahora tiene mucho más sentido la aclaración anterior de Cervantes: (y era la verdad que por él caminaba)

Ya en la tercera salida, queda aún más claro esta situación geográfica del lugar de don Quijote dentro de la Mancha, pues al tomar nuestro protagonista otro camino de salida de su pueblo, el camino hacia El Toboso, no entra de inmediato en el Campo de Montiel:  persuádales, que se les olviden las pasadas caballerías del ingenioso hidalgo, y pongan los ojos en las que están por venir, que desde agora en el camino del Toboso comienzan, como las otras comenzaron en los campos de Montiel”.

Detalle del original de la primera edición de 1605
Detalle del original de la primera edición de 1605

Con este análisis quedaría completamente rebatido la totalidad del trabajo de estos señores, pero seguiré comentando sus hipótesis, variables, “puntos cardinales” , olvidos del texto, manipulaciones de este, etc.

No estaría de más que estos señores publicaran en pdf sus dos libros editados para que los pudiesen leer y tomaran sus propias conclusiones en todo el mundo, no todos los lectores e interesados en lo cervantino tienen recursos suficientes, si tanto les interesa la validación de sus trabajos, pero como el negocio es el negocio hay que comprarlos y hacer que se envíen con los gastos oportunos, y a América es muy caro.

 

                                                  Presidente de la Sociedad Cervantina del lugar de don Quijote