¡Qué pena de los azulejos quijotescos del Parque Cervantes!

Son un patrimonio cultural único en el mundo

La azulejería quijotesca del parque Cervantes de Alcázar de San Juan es un patrimonio cultural único en el mundo. Sus 288 azulejos de tamaño 15×15 cm representan gráficamente el Quijote completo, en sus dos partes (la publicada por Cervantes en 1605 y la publicada en 1615), sus imágenes en la técnica de la cuerda seca que tan maravillosamente bien interpretaron los alumnos de la Escuela Taller de Santa Clara, representan una azulejería de la que muy pocas ciudades en le mundo (por no decir ninguna) pueden presumir.

Los 179 azulejos de la Primera Parte y los 109 de la Segunda del Quijote, junto con los 8 esquineros, representan un recurso cultural y turístico de primer orden, ya que además de estar el Quijote completo está en su orden cronológico y no como la mayoría de azulejerías que existen por el mundo, cuyo objetivo primordial es el decorativo y no atienden a la colocación en orden cronológico alguno de las imágenes que la forman.

Ahí justamente radica la importancia de esta azulejería del parque Cervantes, además de su calidad artística y del delite que produce contemplarla.

La Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan la subió integra a la red Instagram (excepto los azulejos que en su momento faltaban) y ha divulgado su existencia por el mundo haciendo que se conozca más allá de nuestras fronteras y sobre todo al otro lado del océano Atlántico, en América. Además ha sido objeto de una ponencia en el Congreso Internacional Cervantino de Pamplona, organizado por la Universidad de Navarra en 2019.

Sin embargo vemos como al encontrarse a la intemperie, sufre regularmente el ataque de los vándalos y desconsiderados que en nada aprecian el patrimonio cultural.

En esta ocasión se ha traspasado un límite: el destrozo ha sido mayúsculo. Si ya necesitaba un trabajo de mantenimiento y reparación para fabricar y colocar los azulejos que faltaban, ahora ya es necesaria una actuación integral que los reponga, no solamente los azulejos destrozados, sino todos los bordes que adornan el conjunto que ha quedado prácticamente irreconocible.

Es necesario una vez más, recordar a los poderes públicos que se impliquen en la conservación, protección y defensa de nuestro patrimonio cultural alcazareño y que tomen las medidas necesarias para que esta conservación sea efectiva y la protección resulte eficaz para que las siguientes generaciones puedan disfrutar de la belleza de este bien patrimonial único en el mundo del que disponemos en nuestra ciudad.

Ventanitas

Publicado en Cosas de Alcázar de San Juan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s