Cervantes, don Quijote y la Mancha, capítulo 11

En la sección semanal descubrimos con la Sociedad Cervantina del Lugar de Don Quijote muchas curiosidades sobre la obra universal

.

IMG-20160229-WA0023
.

Como cada martes, la Sociedad Cervantina del Lugar de Don Quijoteviaja cuatro siglos atrás para conocer más sobre la obra universal. En este caso nos quedamos en La Mancha y en lo que era y se conocía de ella en la época en la que Miguel de Cervantesescribió El Quijote. 

De la mano de Luís Miguel Román, descubrimos como era la sociedad de la época y cua fue el encargo que desde la realeza se llevó a cabo para conocer España y más concretamente La Mancha. Escucha nuestro capítulo 11 a continuación:

.
Cadena Ser Alcázar  http://cadenaser.com/emisora/2016/04/12/ser_ciudad_real/1460483124_763078.html
.
ser1

Jesús Sánchez Sánchez presenta su libro «¿Existe el lugar de la Mancha?»

El próximo sábado 16 de abril a las 20:00 horas, tendrá lugar en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan, la presentación del libro ¿Existe el lugar de la Mancha?  O la imposibilidad del método científico para identificar la patria de don Quijote, a cargo de nuestro asociado Jesús Sánchez Sánchez, que es el autor del mismo.

En el acto intervendrá también Luis Miguel Román, presidente de la Sociedad Cervantina del lugar de don Quijote.

invitac libro Jesus

Junta Directiva

ENRIQUE SUÁREZ FIGAREDO EN LOS ALMUERZOS CON DON QUIJOTE

1

El investigador catalán es uno de los mejores especialistas en el Quijote cervantino y en el de Avellaneda, obra que conoce a la perfección y de la que ha identificado a su autor mediante un procedimiento de análisis lingüístico diseñado ad hoc 

Es un reputado conocedor de la literatura del Siglo de Oro español, ha sido colaborador en el Quijote del Instituto Cervantes, última edición, coordinada por Francisco Rico 

Alcázar de San Juan 10-04-16.- El sábado 9 de abril el investigador catalán Enrique Suárez Figaredo nos honró con su presencia  participando en la actividad “Los Almuerzos con don Quijote” que organiza la Sociedad Cervantina, en los que una persona relevante nos visita y cuenta su relación con la principal obra de Cervantes, alrededor de una mesa y siempre degustando platos típicos manchegos.

edicion Quijote Rico 2015Enrique Suárez Figaredo es ingeniero eléctrico, ya prejubilado. Su investigación sobre el Quijote empezó hace unos quince años, cuando comprobó que el texto del ejemplar que leía en casa discrepaba ocasionalmente del que le acompañaba en sus viajes. Hombre inquieto, se interesó por el asunto, y empezó a hacer acúmulo de documentación, a consultar ediciones, antiguas y modernas, a contactar con quijotistas del mundo, a leer toda la producción cervantina y a otros autores del Siglo de Oro y, finalmente, a dedicar cinco intensos años a su propia edición del Quijote con miles de notas particulares a la obra.

En cuanto al llamado Quijote de Avellaneda, o Quijote apócrifo, este investigador literario (hombre de ciencias al fin), detectó y cuantificó las construcciones lingüísticas inusuales que Avellaneda empleaba, así como las que usaba de forma muy repetitiva. La comparativa con muchos autores del Siglo de Oro ha determinado con muy alto grado de probabilidad que fue Cristóbal Suárez de Figueroa  el escritor que se escondió tras el seudónimo de Alonso Fernández de Avellaneda.

No hay que olvidar que Suárez Figaredo demostró que los ejemplares del Quijote de Avellaneda editados en 1614 y conservados en las Bibliotecas se corresponden a dos ediciones distintas y no a una sola, como hasta entonces se creía. El hallazgo supone un éxito editorial que siempre se le había negado a Avellaneda.

3

Esta obra (de la que él opina que está muy bien andamiada, que está escrita por una persona muy culta y que además está realizada de un tirón -su autor la escribió seguida desde el principio hasta el final-) que como sabemos, fue el motivo que provocó que Cervantes terminase de escribir de forma inmediata su segunda parte del Quijote para tratar de eclipsar el éxito que también obtuvo la obra de Avellaneda en su corta vida editorial.

Igualmente conviene resaltar la participación de Enrique Suárez Figaredo como ponente, el pasado 7 de mayo de 2015 en una mesa redonda en la Biblioteca Nacional, titulada “El Quijote de Avellaneda: Avatares y enigmas textuales”, junto a tres catedráticos: Luis Gómez Canseco (Universidad de Huelva), Milagros Rodríguez Cáceres (Universidad de Castilla-La Mancha) y Felipe B. Pedraza Jiménez (Universidad de Castilla-La Mancha). El coloquio está disponible en Internet:

https://youtu.be/PdQp4qIorz8

Para atendernos, Enrique Suárez Figaredo hizo un viaje de mil trescientos kilómetros (sin «ayuda de costa», como él dice) y dedicó una jornada completa a la Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote girando una visita a la Casa Museo del Hidalgo acompañado por miembros de la Sociedad.

4

El investigador nos dedicó una clase magistral a lo largo de sus 9 horas de charla (que se pasaron en un soplo) en la que se declaró abiertamente quijotista, más que cervantista, porque piensa que, sin menospreciar el resto de la obra de Miguel de Cervantes, el Quijote es una obra maestra que raya a una altura inalcanzable, culmen de su creatividad y que no admite parangón con el resto de su obra. No menos interesantes fueron sus comentarios sobre el negocio editorial en aquellos tiempos y las malas prácticas de las imprentas y mercaderes de libros.

5

Y como no hay bien que por mal no venga, ejerciendo de magister, no dejó de poner “deberes” a los asociados alcazareños y les propuso y animó a que realizasen su propia edición del Quijote, una tarea ardua pero casi obligada, pues requiere «abismarse» (dice él) en los entresijos de la genial obra de Cervantes y pasar de lector entusiasta a lector crítico y verdaderamente experto (como a él le sucedió).

La Sociedad agradeció su presencia y asumió el reto de poner en marcha una edición propia de la Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote, que no será una tarea fácil pero que siempre será mucho más llevadera contando con su inestimable ayuda.

Por su desinteresada colaboración con la Sociedad, la Junta Directiva ha propuesto nombrarlo Socio de Honor.

 

Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote

La Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote explica la relación de Cervantes con Alcázar de San Juan

En visita guiada a afiliados que han participado en el I Encuentro de Ciudadanos Ciudad Real

IMG_20160402_112722

La Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote ha realizado en la mañana del sábado una visita guiada al centenar de afiliados que han estado presentes en el Primer Encuentro de Ciudadanos Ciudad Real.

Esta acción cultural fue organizada por Reyes Meco, portavoz de la formación política en Alcázar y ha consistido en una visita a la iglesia parroquial de Santa María la Mayor, donde Luis Miguel Román, presidente de la sociedad cervantina, ha explicado a los asistentes  -frente a la pila bautismal donde fue bautizado Miguel de Cervantes-, que la partida de bautismo de Alcázar de San Juan fue el primer documento que se encontró relativo a esclarecer la biografía del genial escritor, biografía de la que aún hoy se tienen demasiadas lagunas y muy pocas certidumbres.

IMG_20160402_121356

Posteriormente la visita ha continuado hasta la plaza de Cervantes donde en otra parada frente al lugar donde se encontraba la casa donde ocurrió su nacimiento, los afiliados han tenido ocasión de conocer más datos sobre la relación de Cervantes con Alcázar de San Juan.

                                      Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote

Cervantes, Don Quijote y La Mancha: capítulo 10

Publicado el por

 

La Sociedad Cervantina del Lugar de Don Quijote nos acerca cada martes en Hoy por Hoy La Mancha la obra universal en el ‘Año Cervantes’
.
CARLOS ABENGÓZAR  ALCÁZAR DE SAN JUAN  05/04/2016 – 18:00 CET
.

Una decena de capítulos de la sección ‘Cervantes, Don Quijote y La Mancha’.En el año 2016 se conmemora el cuarto centenario de la muerte del escrito universal,Miguel de Cervantes. Y la Cadena SER,junto a la Sociedad Cervantina del Lugar de Don Quijote, realiza semanalmente una sección para descubrir un poco más de la obra y del escritor.

En los anteriores capítulos conocimos la vida de Cervantes, desde su juventud hasta su muerte, indagando en los lugares que estuvo, sus seres queridos y su forma de actuar. A partir de esta edición, nos adentramos en El Quijote, obra del Siglo de Oro que sigue siendo en nuestros días la obra universal por excelencia.

A continuación, el capítulo de esta semana:

CADENA SER ALCAZAR http://cadenaser.com/emisora/2016/04/05/ser_ciudad_real/1459870738_760035.html
.
ser1
.

ALCÁZAR EN LA MOCHILA DEL VIAJERO DEL SIGLO XXI

Jambrina_Museo_.jpg

Alcázar de San Juan ha estado siempre, incluso por deméritos propios, fuera del mapa delQuijote. Como mucho ha sido un simple lugar de paso a Campo de Criptana o El Toboso cuando alguien venía de Argamasilla o Puerto Lápice. Y en ese paso obligado por su situación geográfica, el viajero, después de refrescarse y cambiarse de ropa, al pasear por nuestras calles o contemplando las magníficas estatuas de don Quijote y Sancho Panza en la plaza, de alguna u otra manera  de siempre ha escuchado de alguien que “…aquí nació Cervantes… “.

Veo en el escaparate de una librería la portada de una revista con una gran fotografía de un molino de viento de Campo de Criptana y un gran titular: “400 años de Cervantes. La Ruta de Don Quijote”, y, aunque me imagino que pondrá lo de siempre, paso a comprar este último ejemplar de VIAJAR. Me imagino, como decía, que habrá en su interior un artículo de algún periodista que ha recibido el encargo de venir a la Mancha, casi a la fuerza, y describir algunos lugares y su relación con el Quijote al conmemorarse este mes de Abril el cuatrocientos aniversario de la muerte de su autor, Miguel de Cervantes,  proponiendo hoteles y sitios donde comer, puntos de interés cervantino, etc. Y seguro estarán las localidades de Argamasilla, Campo de Criptana, Puerto Lápice, El Toboso… y a lo mejor como lugar de paso nuevamente, Alcázar de San Juan, aunque seamos el “Corazón de la Mancha de don Quijote”.

Y ¡sorpresa!, el artículo está escrito por Luis García Jambrina. Me pongo a leerlo con atención, estando ya seguro que no será otro artículo más sobre la Mancha de don Quijote.Luis García Jambrina es un gran conocedor de la literatura del Siglo de Oro Español y de Cervantes especialmente. Profesor de Literatura Española en la Universidad de Salamanca, aprovechó magníficamente la figura de Cervantes para escribir la novela “La sombra de otro”.

¡Doce páginas en el centro de la revista VIAJAR!, “Premio Travellers Choice a la revista de viajes favorita 2016”, también con preciosas imágenes del fotógrafo Luis Dávila. Antes de empezar con la lectura los ojos se me van a una de las fotografías, en ella se ve la iglesia de Santa María tomada por detrás de la estatua de Cervantes. Parece que el propio Cervantes, pluma en mano y espada envainada, se dirige hacia su puerta, quizás a comprobar que su nombre sigue en el libro primero de bautismos, donde, en 1558, fue anotado  después de ser bautizado.

Y comienzo la lectura del artículo. Jambrina describe como se basa en la misma ruta que en 1905 hizo Azorín y, cómo no, también se fija en la forma de ser del manchego:

“¿Y qué decir del paisanaje o paisaje humano? Los manchegos son gente afable, cordial y hospitalaria, muy acostumbrada, por ser tierra de paso, a recibir al viajero y, sobre todo, muy orgullosa de lo suyo; de hecho, es muy habitual encontrarse con personas que defienden, con pasión y conocimiento de causa, que su pueblo es ese lugar que Cervantes no quiso recordar o que por allí pasó Don Quijote o tuvo lugar tal aventura o, incluso, que en él nació el autor de la novela. Eso le sucedió a Azorín con los académicos de Argamasilla de Alba, los sanchos de Campo de Criptana o los miguelistas de El Toboso; o, en mi caso, con los miembros de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, que además, me agasajaron con un suculento almuerzo” 

Tengo que leer y releer este párrafo varias veces para darme cuenta de la transcendencia que, por derecho propio, tiene Alcázar de San Juan como Cuna del manco y Lugar de don Quijote, y que esto sea así publicado en esta prestigiosa revista de viajes. Y agradecer a Luis García Jambrina su exposición, aunque esto levante en muchos, viejas y nuevas ampollas. Pero así es lo que la tradición alcazareña defiende desde que en 1748 se descubrió la partida de bautismo de Cervantes, varios años antes que la de Alcalá de Henares, aunque posteriormente, después de aparecer otros documentos  especialmente los del rescate en Argel por los Padres Trinitarios, la disputa terminase por decantarse definitivamente por Alcalá de Henares. Lo que defendieron los toboseños ante Azorín, en 1905, que el abuelo de Cervantes era de allí, aunque ya su padre y el mismo Miguel nacieran en Alcázar de San Juan, Luis García Jambrina lo pudo ver en el archivo parroquial de Santa María la Mayor leyendo el original del libro primero de bautismos el día 1 de Mayo del año pasado, durante la actividad que la Sociedad Cervantina realiza con el nombre de “Almuerzos con don Quijote”.

Luis García Jambrina conoció también el Museo Casa del Hidalgo y almorzó con nosotros. Hablamos de sus trabajos, especialmente de su última publicación, la novela“La sombra de otro”, donde narra la intrincada vida de Cervantes, pero desde la mirada de su peor enemigo… Cervantes y don Quijote, la cuna del autor y el lugar de don Quijote, que también reivindica Alcázar de San Juan. Realidades o ficciones, novela en una geografía real donde Alcázar de San Juan es ese lugar enigmático… Y todo esto alrededor de una mesa con platos nuestros: queso, duelos y quebrantos, pipirrana, caldereta de cordero y bizcochá. Varias horas donde la Sociedad Cervantina conoció a Jambrina, y Jambrina conoció Alcázar de San Juan y su relación con el autor y la obra, como para escribir en este artículo de VIAJAR esto:

“De allí nos dirigiremos a la ciudad de Alcázar de San Juan, que presume de ser no solo el lugar de Don Quijote sino también la cuna del propio Cervantes. Como principal prueba, alegan la partida de bautismo que se guarda en el archivo parroquial de la iglesia de Santa María la Mayor. En ella se declara que un tal Miguel de Cervantes fue bautizado en esa iglesia once años después que el alcalaíno. Y, si bien es cierto que lo único que demuestra es que pudo haber otra persona con ese mismo nombre, resulta muy tentadora la hipótesis de que Cervantes fuera manchego. En todo caso, de lo que nadie puede dudar es de que Don Quijote y su autor están muy presentes en Alcázar de San Juan…”

Estamos por legado de Cervantes en el “Corazón de la Mancha de don Quijote”, lugar que tan bien tuvo que conocer, y que siempre nos han tratado de birlar este derecho, con extraños argumentos, y no siempre bien defendido este universal legado ni por nosotros mismos. Ahora muchos viajeros ya tendrán en su mochila a Alcázar de San Juan para sus próximas aventuras por la Mancha. Esto, gracias a Luis García Jambrina y a la revista VIAJAR.

                                                    Luis M. Román Alhambra

                               Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote

viajar 443